>¿Cuál es el mejor método de proteger la pantalla de nuestro smartphone?
¿Cuál es el mejor método de proteger la pantalla de nuestro smartphone?

¿Cuál es el mejor método de proteger la pantalla de nuestro smartphone?

Uno de los estudios más recientes elaborado por la Organización de Consumidores y Usuarios se refiere a los mecanismos de protección física que se emplean para teléfonos móviles. Concretamente, la rotura de pantalla es una de las averías más frecuentes que afectan a este tipo de aparados y su reparación no resulta económica: de 60 a 200 euros en función del smartphone y de si el recambio empleado es original o no.

 

Para evitar problemas mayores, uno de los primeros recursos a los que suele acudir un usuario es la funda, seguido de las carcasas y los protectores de pantalla. En este artículo repasaremos cuál es el mejor método de proteger la pantalla y cuál nos convienen según el uso que vayamos a darle al terminal.

 

 

 

Con el aumento del tamaño de las pantallas y la disminución de los marcos que las protegen, este componente de los teléfonos de los móviles se ha convertido en uno de los más expuestos a los arañazos y golpes. Llevarlo con las llaves en el bolsillo, mal sujeto en los palos selfie o tenerlo en el bolsillo del pantalón trasero son sólo algunas de las malas prácticas a las que estamos acostumbrados a diario. Con una funda podemos protegerlo, pero cuáles son mejores para nuestro smartphone.

 

Fundas

 

  • Fundas con tapa: Existen muchos tipos de fundas y de variados materiales. Dentro de esta categoría suelen ser las más protectoras las fundas con tapa, cuyo interior deja fijo el teléfono móvil para evitar que se salga o se mueva. De lo contrario, dejaría de cumplir su función. Aunque suelen aumentar el tamaño y peso del conjunto del dispositivo, presentan una buena protección contra arañazos y caídas.

 

  • Estuches: Son bolsas de piel o tejido sintético cuyo interior se compone de material sintético de microfibra que hace las funciones de protección y limpieza de la pantalla. Protegen al dispositivo de arañazos pero no son tan efectivas contra los golpes como las fundas. Su tamaño suele ser además universal por lo que pueden existir casos donde el terminal no se ajuste como debiera. Además, es necesario extraer completamente el terminal para usarlo, por lo que pierde su efectividad durante el uso del mismo.

 

  • Carcasas resistentes: Proporcionan la mejor protección del terminal dada la alta resistencia delos materiales con que se fabrican. Son voluminosas, aunque suelen proteger los bordes del teléfono, lo que proporciona un valor añadido de seguridad. El único inconveniente es que no protegen la pantalla del dispositivo, por lo que deben complementarse con un protector específico para ella. Cabe mencionar que algunos diseños realizados parcialmente en gel proporcionan medios para disipar el calor del terminal, algo que beneficia en la salud del dispositivo.

 

  • Carcasas ligeras: Realizadas en su mayoría con materiales plásticos flexibles como siliconas o gomas, suelen cubrir de forma completa el terminal (parte trasera y bordes superior e inferior), pero dada la calidad del propio producto no protegen el teléfono tanto como deberían. Podemos optar por este modelo si el peso es realmente un problema para nosotros, ya que suelen ser muy ligeras, pero sabiendo que no protegerán el terminal de cualquier caída ni de golpes fuertes.

 

  • Fundas deportivas: Este tipo de fundas se refiere a aquellas impermeables que se utilizan para proteger el teléfono del polvo y las salpicaduras. Son realmente fundas de tipo bolsa realizadas en plásticos flexibles que poco o nada protegerán el terminal, salvo de algún arañazo. Ven limitada por tanto su funcionalidad a esos casos concretos.

 

 

Protectores de pantalla

 

  • Cristal templado: Una fina película de cristal de grosor entre 0,3 y 0,4 mm proporciona la protección suficiente para arañazos y ciertas caídas, donde será este protector el que se parta y no la pantalla. Añaden algo de grosor a la pantalla y ciertos usuarios indican que se pierde sensibilidad al tacto, aunque este es un hecho no contrastado.

 

  • Film de plástico: Es una fina lámina de plástico flexible que protege la pantalla de pequeños rayones ocasionales. Se deterioran con gran rapidez si no se instalan adecuadamente, pues se despegan y se acumula el polvo y la suciedad en los huecos. Aunque son más ligeras que los protectores de cristal, no protegerán el móvil de golpes ni arañazos profundos.

 

A cada usuario su funda

Hay que saber elegir qué funda nos conviene más en cada caso. Una buena funda debe proteger, como mínimo, la parte trasera del terminal y, además, la superior e inferior de rayones, golpes y caídas. Además, si están elaboradas con un material antideslizante y que favorezcan la disipación del calor, estaremos cuidando la salud de nuestro teléfono.

Hay que cerciorarse que se ajusta bien. Debemos obviar las fundas universales y elegir la adecuada a nuestro modelo de teléfono. Evitar que el móvil se deslice es fundamental para que esté bien protegido. Asimismo, las fundas propias de cada terminal disponen de las aberturas correctas en la zona de altavoces, botones, auriculares y cámara de fotos.

¿Cuál creéis que es la mejor forma de proteger la pantalla de vuestro smartphone?

 

Fuente: OCU.

 Autor: Luis Lorenzo Gomez Blanco

¿Qué te ha parecido?

    Deja tu comentario