>¿Sigue mereciendo la pena importar teléfonos móviles?
¿Sigue mereciendo la pena importar teléfonos móviles?

¿Sigue mereciendo la pena importar teléfonos móviles?

Cuando la presencia de las marcas asiáticas era escasa, la importación era un paso obligado para quieren querían hacerse con un dispositivo de aquel continente. Esto planteaba diversas cuestiones previas que el usuario debía asumir: compatibilidad de las bandas de telefonía, costes y plazos de entrega y, por supuesto, garantía.

Actualmente, las frecuencias en las que operan los teléfonos móviles en España, 2G, 3G y 4G, se han extendido y son trabajadas por los fabricantes de tecnología asiáticos. Concretamente hablamos de las siguientes:

  • 4G: B3/1800 (Movistar, Orange, Vodafone y Yoigo), B7/2600 y B20/800 (Movistar, Orange, y Vodafone).
  • 3G: B1/2100 (Movistar, Orange, Vodafone y Yoigo) y B8/900 (Movistar, Orange y Vodafone).
  • 2G: B3/1800 (Movistar, Orange, Vodafone y Yoigo) y B8/900 (Movistar, Orange y Vodafone).

El coste es otro factor importante a analizar, ya que hace tiempo que la diferencia de cambio entre moneda dólar-euro dejó de ser tan acusado y actualmente se encuentran a un nivel muy similar. A ello hay que sumarle las tasas de importación, que actualmente se sitúan en un 21% en nuestro país, más un recargo especial que puede aplicarse en las aduanas en concepto de manipulación de la mercancía y cuyo coste suele situarse alrededor de los 50 a 70 euros por bulto.

No declarar el producto puede incurrir en multas que supongan del 150% al 300% del valor del producto y, si es este es declarado manifiestamente por debajo de su valor de mercado, el que se decida por el organismo de la aduana, que obviamente tomará la base de uno de características similares al que pueda encontrarse en nuestro país. Es por ello, algo poco recomendable.

Hagamos un análisis más concreto con uno de los terminales de Xiaomi más demandados hasta el momento: el Xiaomi MI 6. Su precio en varias webs asiáticas es actualmente de 300 euros al cambio, sin contar con aquellas que además incluyen costes de envío que alcanzan los 20 euros. Si a esos 300 euros le sumamos el IVA nos queda un precio de 363 euros. Incluyendo las tasas de aduana serían 433 euros por un terminal importado directamente de Asia, frente a su precio actualmente en NJOYERS de 439 euros. La diferencia de precio es mínima y obtendremos más ventajas adquiriéndolo desde España.

Asimismo, debemos contemplar los tiempos de envío desde Asia, de 15 a 30 días o más según el medio elegido, frente al método seguro que ofrece nuestra tienda, situada en la península, que siempre opera con compañías de transporte confiables y en un tiempo mínimo.

Otro aspecto a considerar es la garantía, que en España se establece de 2 años para elementos de consumo generales. Las leyes de los países asiáticos contemplan el periodo de garantía que establecen sus respectivos gobiernos y que en el caso de China es de 1 año. A ello hay que añadir los problemas de envío y costes que, inicialmente, debe asumir el usuario hasta que se determine el fallo. En NJOYERS dispones de la garantía que ofrece la Ley de España, con un servicio técnico desde tu propio país y que habla tu mismo idioma.

Cada usuario debe analizar sus propias necesidades, pero con los factores expuestos, el precio no debería ser una de las opciones definitivas a la hora de adquirir un terminal nuevo.

Autor: Luis Lorenzo Gómez Blanco

¿Qué te ha parecido?

    Deja tu comentario

    Producto correctamente añadido a tu carrito
    Cantidad
    Total
    Hay 0 artículos en tu carrito. Hay 1 artículo en tu carrito.
    Total productos
    Total envío  Por determinar
    Total